domingo, junio 26, 2011

Carlos Barbarito. El agua, de arriba y de abajo, se reúne...

Itou Kouichi



El agua, de arriba y de abajo, se reúne,
entre alas y ramajes, dispuesta a ser bebida;
el barro, que acabará siendo fruto,
todavía dormita indiferente al borde del camino.
¿Qué vibra en la hierba, qué se ciñe
al grosor de la antigua profecía en tubo,
fino conducto abierto en la trama
de tierra y cielo, suma de fronda y bandada?
¿A qué llamar hermoso, a qué erróneo,
dónde sopla el Este, con qué retardo o premura
si el viento parece venir de todas direcciones
y, en su espesor y altura, algo parecido al sueño
que no es sueño, nudo que se corre
hacia una perfección pura y en pleno camino,
sin una razón aparente, se desata?
Ocre, luego púrpura, rojo violáceo, tinta del molusco
hervida entre futuros paños que ya se agitan
como ya se tumba, entre destellos, tu rostro,
a la vez desnudo y críptico,
súbita caída celeste, escombro de estrella.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Mi adolescencia remota estuvo marcada por sus versos de éxodos y trenes de un librito que se me deshojaba entre los dedos cuando el secundario era una aventura. Sin conocerlo lo reconozco como un amigo entrañable con quien dialogo a veces y me pregunto si aún será terrible eso de llamarse Carlos o si el pan de quien lo amasa llegará a la boca. Le dejo un saludo desde el cariño siempre inexplicable aunque no por ello menos hondo de quienes admiramos a los poetas como usted .
Jana

10:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home