jueves, abril 14, 2011

Carlos Barbarito. En el centro, un jardín. En el jardín...

Aly Ben Salem.

En el centro, un jardín. En el jardín,
tres ríos: uno de aguas azules,
otro de aguas transparentes
y otro de aguas transparentes y azules.
En el jardín, madreselvas,
citisos, nísperos, jazmines,
narcisos, fresias, nardos y jacintos.
En los árboles del jardín, ruiseñores,
petirrojos, mirlos, pinzones.
En el centro del jardín, un hombre
de vientre de cristal,
una mujer de vientre de cristal.
Tendidos al sol, sobre verde terciopelo,
sueñan y lo que sueñan
adquiere entidad y materia:
el tigre con mirada de cordero,
la loba que amamanta al ratón,
cierta criatura a la que no atinan
a darle un nombre,
capaz de hacer su madriguera
en el interior del fuego, en la cresta de una ola.
Sueñan, bajo una luz
que los abraza, acuna y alimenta.
Pero, un día, cualquier día, tanta belleza
se les hará insoportable.