martes, agosto 25, 2009

“EL UMBRAL SECRETO”, ENCUENTRO INTERNACIONAL DE CULTURA SURREALISTA



Convocado por el Grupo Surrealista “Derrame”, durante el mes de noviembre se desarrollara en Santiago de Chile, el Encuentro Internacional de Cultura Surrealista “El Umbral Secreto”, Exposiciones, Lecturas poéticas, Mesas redondas, Conferencias, Ciclos de Cine etc. Formaran parte de este evento que cuenta con la participación de 250 artistas de diversos países y que se efectuará en espacios como: El Museo de la solidaridad Salvador Allende, Museo de Santiago Casa Colorada, Universidad Tecnológica Metropolitana, Diario La Nación, Biblioteca Nacional etc.


Lista de participantes:

Rodrigo Adaos
Dora Águila
Aldo Alcota
Pierre Alechinsky
Gaetano Andreoni
Rodrigo Andriotto
Yto Aranda
Rafael Arcángel de la O
Fernando Arrabal
Cristian Arregui Berger
Sara Ávila
Carlos Barbarito
Graciela Bello
Magdalena Benavente
Jorge Benavides
Antonio Beneyto
Jan Bervoets
Dave Borboske
Marcelo Bordese
Marlo Broekmans
Giordano Bruno
Josef Bubenik
Arnost Budik
Marcio Calixto
Jorge Camacho
Leonora Carrington
Zdenek Cibulka
Raúl Ciudad
Laura Corsiglia
Pablo Cortes
Eros Constantini
Valentina Cruz
Arthur Cruzeiro Seixas
Víctor Chab
Gerardo Chávez
Florent Chopin
Bob Danco
Miguel de Carvalho
Nelson de Paula
Enrique de Santiago
Willem den Broeder
Her de Vries
Gilles Desroizer
Jan Docekal
José Duarte
Luo Dubois
Guy Ducornet
Rikki Ducornet
Jan Schlechter Duvall
Amy Ernst
Franklin Fernández
Linda Filipová
Kathleen Fox
Daniela Gallardo
Loreto Garin
Joel Gayraud
Hervé Girardin
Cathy Giusty
Angye Gaona
Gladys Gómez
Eurico Concalvez
Jean Michel Goutier
Pnina Graniner
Allan Graubard
Martin Guderna
Estela Guedes
Beatriz Hausner
Raúl Henao
Rodrigo Hernández Piceros
Osvaldo Herrera Graham
Miguel Ángel Huerta Zúñiga
Raúl Ibáñez
Ignacio Irigoyen
Carolina Ibarra
Samuel Ibarra
Joseph Jablosky
Alex Januario
Víctor Jiménez
Angélica Jorquera
Lubomir Kerndl
Jorge Kleiman
Gabriela Kopcová
Josef Kremlacex
Wladimir Kubicek
Leo Labelle
Donald Lacoss
Dori Anne Latremouille
María Elena Leal
Louis Lehman
Hernando León
Sergio Lima
Miguel Lohle
Matías López
Chong Chungtar López
Michael Lowy
Alfredo Luz
Daniel Madrid
Mario Madrigal
Carlos Martins
Marie Dominique- Massoni
Jonathan Mena
Thomas Mordan
Iñaki Muñoz
Mario Murua
Nain Nomez
Carlos Nies
Luisa Nogueira
Gloria Paillas
Vaclav Pajurek
Fernando Palenzuela
Omar Panosetti
Seixas Peixoto
Raúl Pérez
Diego Perrota
Roberto Piva
Zdenek Piza
Rómulo Pizzi
Irene Plazewska
Mitchell Poor
Carlos Poveda
Sejma Prodanovic
Alejandro Puga
Joao Rasteiro
Pavel Reznicek
Franklin Rosemontt
Penélope Rosemontt
Ody Saban
Nicolau Saisao
John Sosa
Federico Schopf
Paulo Sciaccaluga
Anasor Ed Searom
Carlos Sedille
Natalie Séve
Antonio Silva
Gregg Simpson
Mario Soro
Wedgood Stevenston
Virginia Tentindo
Mario Toral
Félix Torres
Jorge Valdés Ramos
Juan Carlos Varela
Silvia Valdés
Laurens Vancrevel
Cristóbal Vargas
Lenin Vásquez
Rodrigo Verdugo
Sebastian Vitola
Ondrej Vorel
Susana Wald
John Welson
Jan Wolf
Roberto Yáñez
Ludwig Zeller
Federico Zuckerfeld

Carlos Barbarito. Aguas y cenizas.


En el patio de Arte+Espacio.





Cada noche, cerca de mi casa, un caballo espera, al borde de la vereda. Está atado a un carro, ya viejo, mal alimentado, las riendas gastadas por el uso y el tiempo. Una pata sobre el cordón, las restantes sobre el pavimento. El animal espera, con paciencia, casi sin moverse, que regrese su dueño con su habitual carga de cartones y papeles. Ayer miraba la repetida escena desde un lugar cercano y me preguntaba: ¿qué es lo que esperamos nosotros? Cuando jóvenes, en aquellos días del artista cachorro, en días y noches veloces, creíamos que más temprano que tarde escribiríamos el Poema, pintaríamos el Cuadro. En un momento extraordinario, al que inexorablemente llegaríamos casi sin esfuerzo, por el solo hecho de ser jóvenes y desearlo, encontraríamos la Piedra Filosofal, algo capaz de las más potentes irradiaciones. De aquella pretensión hasta hoy las aguas pasaron bajo los puentes y las cosas nos fueron empujando hasta aquí, todavía aferrados a las rodillas de la pintura y la poesía pero ya no empeñados en producir, en un abrir y cerrar de ojos, la Gran Obra. Ahora y desde hace mucho, escribo poemas - así, en minúsculas- y Sergio Bonzón, pinta, dibuja y fabrica e interviene objetos. Tal vez Sergio esté de acuerdo, supongo que sí, que uno no sólo debe hacer un arte que sea digno de quien lo realiza sino, también y sobre todo, como alguna vez me dijo Raúl Gustavo Aguirre, uno debe ser digno de lo que hace. ¿Lo somos? Somos humanos, frágiles, contradictorios, erramos. Débiles ante la tormenta, el fuego, nos ahogamos bajo el agua, nada podemos ante la muerte salvo lamentarnos o consolarnos, no podemos ver en la oscuridad y, parafraseando a Carlos Edmundo de Ory, lo que conocemos, por mucho que sea, no nos permite saber por qué lloramos ante el fin de un amor. Entonces, como pregunta Stephen Spender, ¿qué nos sostiene? En esta casa, la respuesta. O, al menos, parte de ella. Porque ante ustedes está la resultante final, los frutos; debieron transcurrir largas jornadas de pruebas y errores, de idas y vueltas, de dudas, certezas y zozobras hasta arribar a lo que ahora contemplan. Esta noche acontece algo peculiar: tiene lugar por primera vez un trabajo conjunto entre pintor y poeta -hecho que, en su tiempo, celebrara Apollinaire- luego de más treinta años de amistad. ¿Por qué no antes? La vida está llena de misterios. Debieron pasar más de tres décadas para que, bajo el título de Aguas y cenizas, en una casa sobre la calle Alsina de Pergamino, tuviese lugar el encuentro. Estos son los hechos, las cosas se dieron de este modo y no hay apelación posible. Por último, retomando la figura del animal que espera, respondo a una de las varias cuestiones que aparecen en este escrito: ¿qué esperamos? El pobre caballo, bajo la lluvia, en el frío, aguarda con resignación. Sólo eso. Aquí, en cambio, por el suelo y las paredes, hay preguntas sobre el mundo, los otros, nosotros mismos. No se trata de una interminable espera de quién sabe qué cosa. Se trata de otra cosa, en cada pregunta un propósito de ir en busca, de superar aquello que pretende limitarnos. Y eso nos diferencia de la bestia, nos revela humanos, ante nosotros lo que siempre me pareció eje y sostén de la vida del hombre: la posibilidad.

Sergio Bonzón. Objetos sobre poemas de Carlos Barbarito. Arte+Espacio, Pergamino, 21 de agosto de 2009.





martes, agosto 11, 2009

Sergio Bonzón y Carlos Barbarito. Aguas y cenizas