lunes, junio 27, 2005

Marcia Spadaro. Sobre Piedra encerrada en piedra de Carlos Barbarito

En Carlos Barbarito la hipersignificancia de los signos por su recurrencia y circularidad, una labor de uso y desuso, estalla en nuevas cosmogonías que debe tentar armar el lector con los fragmentos de sus preguntas.Poeta de interrogaciones, muchas sin respuestas. Piedra encerrada en piedra parece palabra rodeando otra o la misma palabra. La piedra encerrada en la piedra es una muñeca rusa que nunca acaba en sí misma y hasta la más pequeña refiere a otra que la oculta.Este poemario es un visaje, un camino, por la sexualidad y la inocencia de los niños, que saben de un Dios que ha muerto. Nos deja a la intemperie de buscar un sentido en los leves movimientos de la cotidianidad. Una cotidianidad que se abre a la trascendencia desde el simbolismo que lo erige sin tocar su realidad siempre finita.